Cuatro ejercicios de Qigong


Dr. Paul Lam
Qigong es uno de los ejercicios más antiguos de la historia de China. Qigong es un ejercicio de respiración que requiere práctica regular, y es especialmente beneficioso para la salud y la relajación mental. Qigong es una parte integrada de Tai Chi.
Cuatro ejercicios de Qigong © Derechos de autor Dr. Paul Lam. Todos los derechos reservados, ninguna parte de este artículo puede ser reproducida en ninguna forma o por ningún medio, sin permiso por escrito.

Qigong es uno de los ejercicios más antiguos de la historia de China, que data de hace más de mil años.

Hay numerosos tipos de Qigong. En términos generales, el Qigong es una variedad de ejercicios de respiración, gimnasia y meditación. En chino, Qi significa varias cosas; el significado más común de Qi es aire. Aquí, Qi significa la energía de la vida dentro de una persona. Esta energía de vida proviene de la combinación de tres cosas: el aire que se respira a través de los pulmones, el Qi esencial del riñón y el Qi que se absorbe de la comida y el agua a través del sistema digestivo. Qi circula por todo el cuerpo, realizando muchas funciones para mantener una buena salud. Cuanto más fuerte es Qi, más saludable y más fuerte eres. La palabra Gong significa un método de ejercicio que requiere una gran cantidad de tiempo para llegar a ser competente.

En pocas palabras, el Qigong es un ejercicio de respiración que requiere práctica regular, y es especialmente beneficioso para la salud y la relajación mental. Qigong es una parte integrada de Tai Chi.

1. La postura del infinito: para la conciencia de la postura

De acuerdo con la antigua filosofía china, el universo comenzó desde un vasto vacío, el infinito. Se llama wu-ji en chino. El enfoque principal de este ejercicio de qigong es para la conciencia de la postura.

Q1 Ponte de pie pero relajado, con los pies separados, las rodillas relajadas, los ojos mirando hacia adelante, la barbilla metida hacia adentro, los hombros relajados.Q1 Ponte de pie pero relajado, con los pies separados, las rodillas relajadas, los ojos mirando hacia adelante, la barbilla metida hacia adentro, los hombros relajados.

Limpia tu mente y concéntrate en la postura correcta, erguida y sin tensiones.